comprensión n° 9 (T) [s]


‘Santiago de Chile hace frente a contaminación más fuerte de los últimos años’ (Agencia EFE – 12 de julio de 2018)

 

Santiago se ha consolidado en los últimos años como [simple_tooltip content=’un baluarte : un bastion‘]un baluarte[/simple_tooltip] de desarrollo económico y un destino turístico [simple_tooltip content=’très apprécié‘]muy apetecido[/simple_tooltip], sin embargo, su pintoresca geografía y el aumento del [simple_tooltip content=’el poder adquisitivo : le pouvoir d-achat‘]poder adquisitivo[/simple_tooltip] de sus ciudadanos han traído un gran enemigo para la capital: la contaminación.

Con 7,2 millones de habitantes Santiago es una de las ciudades más pobladas de Latinoamérica y también una de las que más automóviles tiene, se estima que la ciudad cuenta con más de 5 millones de vehículos, una cifra que según expertos podría crecer hasta los 7 millones para 2020.

Este [simple_tooltip content=’desaforado : démesuré‘]desaforado[/simple_tooltip] crecimiento del parque automotor [simple_tooltip content=’un santiaguino = un habitante de Santiago ‘]santiaguino[/simple_tooltip], [simple_tooltip content=’SUMAR : AJOUTERADDITIONNER‘]sumado[/simple_tooltip] a las numerosas industrias que operan en la capital, genera un preocupante nivel de contaminación que es incluso visible al ojo desnudo debido al abundante esmog que cubre Santiago.

Por esto la Intendencia Metropolitana se ha visto obligada a decretar, cada cierto tiempo, el cierre de más de [simple_tooltip content=’un millar : un millier‘]un millar[/simple_tooltip] de industrias y la restricción de vehículos según el número de su matrícula. De hecho, en lo que va del año la intendente Karla Rubilar ha ordenado tres pre emergencias y más de 16 alertas [simple_tooltip content=’ambiental : environnemental‘]ambientales[/simple_tooltip], sin mucho éxito ya que [simple_tooltip content=’la capa : la couche‘]la capa[/simple_tooltip] de contaminación solo se elimina con la lluvia algo que ha resultado muy [simple_tooltip content=’escaso : rare‘]escaso[/simple_tooltip] en las últimas [simple_tooltip content=’ATTENTION ! una década : une décennie (10 ans) ◊ une décade (10 jours) ‘]décadas[/simple_tooltip] debido al cambio climático.

Joaquín de Tezanos y Rocío Bravo son dos habitantes de Santiago, hablan [simple_tooltip content=’contundentemente : de manière implacable‘]contundentemente[/simple_tooltip] contra la contaminación de su ciudad y [simple_tooltip content=’LAMENTAR : REGRETTER‘]lamentan[/simple_tooltip] que la vista desde el popular cerro San Cristóbal sea tan [simple_tooltip content=’desoladora : désolante‘]desoladora[/simple_tooltip].

Joaquín de Tezanos: se puede que haya mucho [simple_tooltip content=’el humo : la fumée‘]humo[/simple_tooltip] en esta ciudad y eso [simple_tooltip content=’causar daños : provoquer des dégâts’]causa daño[/simple_tooltip] en nosotros, en los pulmones y también, no sé, no hay conciencia…

Rocío Bravo: los que hacemos deporte constantemente esfume salir y no puede respirar limpio. Tener casi que [simple_tooltip content=’ROGAR : PRIER de faire’]rogar[/simple_tooltip] para que llueva y que haya aire rico y no nos cansemos, cambia mucho…

El esmog tiene gran incidencia en las enfermedades respiratorias de los santiaguinos como bronco neumonía o bronquitis que cada invierno se recrudecen de forma alarmante y afectan sobre todo, a niños y ancianos, también [simple_tooltip content=’COLAPSAR : PARALYSER‘]colapsan[/simple_tooltip] las salas de urgencia de los recintos hospitalarios.

Lamentablemente desde 1990 se han impulsado diversos planes de descontaminación en el país pero muchos de ellos han [simple_tooltip content=’FRACASAR : ÉCHOUER’]fracasado[/simple_tooltip].